Problemas en el mantenimiento de una piscina

Son muchos los inconvenientes que se presentan cuando tratamos de mantener una piscina en perfecto estado. A continuación con los poceros Mostoles os contamos cuáles son los principales problemas de mantenimiento y cómo solucionarlos.

Las algas

Uno de los problemas más frecuentas en el mantenimiento de una piscina es la aparición de algas. Lo primero que debemos hacer cuando esto suceda es identificar con cuál tipo de alga nos encontramos:

Algas verdes: este tipo de algas se pegan la pared, oscurecen al agua y flotan por toda la piscina.

Algas marrones: las algas marrones no oscurecen mucho el agua pero se adhieren a la pared de la piscina.

Algas negras: Al igual que las anteriores se pegan a la pared. Este tipo de alga es el más difícil de limpiar.

¿Cómo prevenir la aparición de algas?

Existe una variedad de productos que nos pueden ayudar a prevenir la aparición de algas en nuestra piscina. Productos multiacción (incluyen antialgas y otros elementos) y antialgas específicos.

Debemos usar estos productos frecuentemente ya que si los abandonamos las algas aparecerán muy rápido. La dosis a emplear depende del tamaño de la piscina.

¿Cómo eliminar las algas?

Cuando ya existe la presencia de algas en nuestra piscina, debemos empezar a cepillar cada zona donde se hayan pegado o depositado, después nos dirigiremos al limpiafondos en la posición de succionado de desagüe para no contaminar la depuradora. Con este paso acotaremos el tiempo de tratamiento y reduciremos el uso de productos químicos.

Luego mediremos el PH del agua que debe estar entre 7,2 y 7.6. De no estar en el nivel recomendado tendremos que regular lo más rápido posible.

Tras regular el PH del agua aplicaremos cloro rápido basándonos en las instrucciones del fabricante según los metros cuadrados de la piscina. Después de añadir el cloro encenderemos la depuradora durante un día. Cuando hayamos terminado la depuración repetiremos el proceso de cepillado en cada pared y activaremos el limpiafondos en modo vaciado.

Agua turbia

El agua de nuestra piscina se puede volver turbia gracias a las partículas que son demasiado pequeñas y no quedan atrapadas en los sistemas de filtración. Esto sucede gracias a las algas y al PH del agua desajustado.

¿Cómo evitar que el agua de la piscina se ponga turbia?

Al igual que para las algas, existe una gran variedad de floculantes que pueden evitar la turbidez del agua en una piscina.

¿Cómo soluciono el problema de agua turbia?

Cuando el agua de nuestra piscina está turbia debemos descubrir cuál es la razón. Para hacerlo tenemos que tratar de distinguir las partículas en suspensión y verificar si el PH del agua está ajustado.

Cuando no descubrimos la causa apagaremos la depuradora y agregaremos floculante líquido. Después de haber pasado ocho horas de su aplicación, el producto debe haber hecho efecto y ahora pasaremos el limpiafondos en modo vaciado.

Al culminar este proceso el agua tiene que estar más clara. Si el agua sigue estando turbia repetiremos cada paso durante varios días hasta dejarla limpia.

PH desajustado

Como se mencionó anteriormente, el nivel de PH debe estar entre 7,2 y 7,6 de acidez. Cuando el PH está desajustado los productos de mantenimiento no realizan correctamente sus funciones.

Si el PH está alto se reduce el efecto de los desinfectantes generando irritaciones tanto en el ojo como en la piel. Al tener un nivel de PH bajo el agua se torna corrosiva con los metales y se empeora el efecto de los productos de floculación.

Incrustaciones de cal

La cal tiende a incrustarse en la piscina otorgándole un color blanco sucio y dejando las superficies ásperas y rugosas.

¿Cómo puedo evitar que se acumule cal en la piscina?

Para evitar la acumulación de cal debemos ajustar el PH y utilizar un producto anticalcáreo con la dosis recomendada según el tamaño de la piscina.

¿Cómo eliminar las incrustaciones de cal?

La mejor forma de eliminar los depósitos de cal que ya han aparecido es raspando la superficie con cepillo y activando el limpiafondos para recoger las partículas.

Esta serie de consejos te ayudarán a mantener tu piscina en un mejor estado y a evitar esos problemas que a la larga se convierten en un dolor de cabeza.