Cuánto cuesta un fontanero urgente

Cuando se presenta una avería en las instalaciones de agua, de inmediato nos asaltan dos grandes preocupaciones: cómo repararla antes de que cause mayores estragos y cuántos nos costará hacer ese arreglo. Ambas son importantes, pues ya sabemos que este tipo de fallas interfieren de manera importante con nuestras actividades cotidianas, por lo que no podemos dejarlas pasar. Pero al mismo tiempo, hay una muy razonable angustia por el desembolso económico que implica componerla.

El primer impulso puede ser aventurarnos a realizar el trabajo nosotros mismos o hacer un apaño temporal. El problema que se puede presentar es que a causa de una arreglo mal hecho la falla se agrave y nos veamos en la necesidad de pagar por una reparación mayor o contratando un servicio de fontaneros de urgencia. Antes de tomar esta decisión, es conveniente que estés al tanto de cuánto cuesta un fontanero urgente, para que puedas optar por la solución más conveniente y la que te ofrecerá mayores garantías. A continuación te presentaremos algunos precios referenciales y te explicaremos qué factores intervienen en la fijación del precio de un trabajo de fontanería.

Comprobando la avería

Si tienes algún inconveniente con la instalación de aguas de tu casa, local comercial o empresa, lo primero será determinar cuál es la magnitud de la falla y dónde se localiza. Esto te permitirá valorar los riesgos e importancia de la avería. Puede tratarse de un inconveniente menor, como un grifo que gotea, que podrías solucionar con solo ajustar la llave de paso, teniendo el cuidado de no forzar la rosca, pues en ese caso perdería su capacidad de interrumpir el flujo del agua y te verías en la necesidad de sustituirla.

Habrá otras situaciones que requieran una actuación urgente, pues existe el riesgo de que el agua se desborde y ocurra una inundación. En este caso una de las primeras cosas que debes hacer es cortar el suministro de corriente eléctrica. Si el suelo está mojado y algún enchufe o agarradera entra en contacto con él se produciría un choque eléctrico.

Dependiendo del tipo de avería debes valorar si es necesario llamar a un fontanero urgente o si puedes esperar a contactarlo en su horario laboral. Las diferencias en las tarifas son importantes, así que si se trata de algo simple, como el goteo en el grifo que anteriormente mencionamos, te conviene esperar y contratar los servicios ordinarios, sin recargas por día festivo ni horario especial. Tienes que ser muy honesto al momento de evaluar los daños, pues una avería mayor tiende a complicarse más cuando no la atiendes al momento. En este caso lo que pretendes ahorrar evitando llamar al fontanero de urgencia, tendrás que pagarlo en horas de trabajo y recambios si el problema empeora.

Como es lógico suponer, los costes de un fontanero en días festivos o en horarios no laborales son bastante más elevados que en su horario normal. Ten en cuenta que no solo estarás pagando por la movilización del personal fuera de hora, sino que eso implica también el contar con un servicio de guardia que pueda atender tus llamadas y acudir cuando le necesites. En muchos casos, los servicios de fontaneros urgentes cuentan también con un inventario de piezas y equipos de recambio para poder resolver cualquier incidente, sin depender del horario de las tiendas. De ser así, los profesionales deben contar con un presupuesto que les permita contratar el espacio de almacenamiento y hay también costes financieros asociados. Esto explica la estructura de precios y te ayudará a comprender por qué los fontaneros de urgencia 24 horas son más caros.

Finalmente, el hacer una evaluación completa de la situación te permitirá darle al especialista mayores detalles cuando le llames. De esta manera sabrá a qué atenerse y podrá darte un presupuesto más ajustado a la magnitud del trabajo.

En términos generales, y advirtiendo que puede haber variaciones, pues se trata de un promedio, puedes calcular que, como mínimo, los servicios de un fontanero urgente en horas nocturnas o festivos suele rondar los 100 euros.

Seguro de hogar

Es muy importante que antes de contratar un seguro de hogar verifiques qué tipo de cobertura te ofrecen. Muchas compañías aseguradoras incluyen servicios de fontaneros urgentes, por lo que, en caso de presentarse una urgencia podrás contactarlas y ellas se encargarán de enviarte a un técnico a resolver el problema. En otros casos asumen el reintegro de los costes, dentro de ciertos parámetros.

Para poder realizar la reclamación del seguro será indispensable presentar la factura. Por eso debes asegurarte que el fontanero profesional que acuda a tu domicilio te entregue una factura debidamente desglosada, en la cual se incluyan todos los rubros, incluyendo los recambios o piezas que haya utilizado. Esto también será necesario si por cualquier motivo debes hacer uso de la garantía y solicitar que respondan por algún fallo.

El importe de la factura debe coincidir exactamente con el precio final que has pagado y con el presupuesto previo que te entregaron. Si existiera alguna discrepancia debes solicitar una explicación y estás en tu derecho de exigir la devolución del excedente o pagar solo el monto que haya sido acordado, a menos que se haya llegado a un acuerdo posteriormente.

Pregunta por la tarifa que te aplican

Para evitar malos ratos y sorpresas al momento de pagar la factura es indispensable que hables claro con el fontanero y le preguntes qué tarifa aplicará para resolver tu problema. Debes tener muy claro el coste de cada uno de los servicios. Si hay cargos extra por desplazamiento o por la distancia que debe recorrer, el precio de los materiales que se han roto, la mano de obra, etc.

Solo así podrás comparar los presupuestos y elegir al profesional que mejor se ajuste a tus necesidades. Sobre este punto nuestra recomendación es que al momento de presentarse una urgencia consultes con dos o tres empresas y compares sus  tarifas. Desconfía de aquellas que se alejen mucho del precio medio, pues podría tratarse de profesionales no cualificados, que no resolverían de manera eficiente tu problema, o que utilicen piezas y materiales de poca calidad, cuya durabilidad es mucho más limitada que la de los productos de primera gama.

Presupuestos sin compromiso

Antes de iniciar cualquier reparación es indispensable que tengas en tus manos el presupuesto completo de la obra. Este tiene que incluir todos los ítems, desde mano de obra y materiales, hasta costes por desplazamiento o por horarios especiales. De acuerdo a la legislación vigente, los presupuestos tendrán validez por 30 días, durante los cuales puedes comparar los de varias empresas antes de decantarte por la que finalmente hará el trabajo. En ese período de tiempo los costes no pueden cambiar, y la compañía está obligada a respetar el presupuesto que te ha entregado y realizar el trabajo en las condiciones allí estipuladas. Algunas empresas ofrecen presupuestos sin compromiso, pero en otros casos tendrás que pagar por ello, un coste que ronda los 50 euros.